<< anterior entrada
10 Septiembre 2014 - KENIA


FIN DE LA AVENTURA MASAI

El tercer y último día del safari amaneció nublado. La noche anterior cayó una buena tormenta mientras dormíamos (no habíamos quedado que ahora era estación seca¿?) así que en el último "game-drive" antes de volver a Nairobi no pudimos disfrutar del amanecer con el sol de protagonista aunque por lo menos no llovía :P
El segundo día en el Masai vimos muchos animales pero nos quedamos con ganas de ver más, especialmente jirafas, uno de nuestros animales favoritos.

Jirafa en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

La jirafa era uno de los que más gracia nos hacía ver pero como no es uno de los "big five", que por si no lo sabes son el león, el leopardo, el elefante, el rinoceronte y el búfalo, los guías no le suelen dar mucha importancia. ¿Por qué? A nosotros su colorida piel y su largo cuello nos hipnotizaba y siempre que veíamos alguna decíamos "please, stop, stop!"

Jirafa en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Y como si nos hubiesen concedido un deseo de golpe vimos un gran grupo de jirafas, contamos 12, bebiendo y comiendo cerca de un pequeño estanque. Aunque pueden llegar a formar comunidades de hasta 50 miembros, todavía no habíamos visto más de 2 juntas así que fue toda una sorpresa.


Previa petición al conductor paramos un rato a observarlas. Que momentazo! nos encantó, aquel escenario fue de postal :)

Jirafas en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Continuamos la ruta y por el camino seguíamos viendo cientos de cebras y ñus. A las cebras tampoco se les hace mucho caso porque son de las más fáciles de ver, las hay a montones y por todas partes. Pero como nosotros no las vemos cada día nos llamaban mucho la atención. Esa bonita piel tan característica las hace únicas y nunca mejor dicho ya que sus rayas negras son como nuestras huellas dactilares, no hay dos iguales.

Cebras en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

En este par de horas que estuvimos en el parque también vimos muchas manadas de ñus y de búfalos. La de búfalos fue enorme! En el horizonte vimos cientos de puntitos negros que se convirtieron en animales a medida que nos fuimos acercando. El camino nos dejó a unos 50 metros de la manada pero poco a poco se fueron acercando hasta que todos cruzaron el camino y siguieron su migración anual hacia el río Mara.

Búfalos en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com


De cerca pudimos diferenciar rápidamente la edad de los machos por el tamaño de los cuernos. Los había de jovencitos pero también de bien viejos! Pueden llegar a pesar 900 kilos y sus cuernos alcanzan los 125 cm de longitud, casi nada! El de la foto no andaría muy lejos de esas cifras ;P

Búfalos en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Mientras observábamos a los búfalos el guía nos alertó de algo. Rápidamente otro animal que aún no habíamos visto captó nuestra atención. Esta vez era un serval. La verdad es que hasta ese momento no habíamos oído hablar nunca de este animal de piel moteada, orejas erguidas, patas largas y mucho más grande que un gato pero lo pudimos ver a la perfección cuando pasó por detrás de nuestra furgo. También nos mostró su velocidad mientras perseguía a un conejo aunque falló en el intento.

Serval en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Cuando perdimos de vista al serval escuchamos por la emisora una parrafada que no entendíamos pero la palabra "simba" (león, en suajili) nos lo decía todo; habían encontrado leones. Nosotros junto con otras 15 furgos más que habría por el parque, fuimos para allí. Al llegar vimos un par de leones jóvenes remoloneándose por la hierba.

Leones jugando en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Haría demasiada calor para hacer cualquier otra cosa mejor. Después de sentirse observados por un rato, decidieron darnos la espalda y alejarse de tanta cámara. Parece que ni a los animales les gustan los paparazzi ;P

León bostezando en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com


León en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Y cuando seguíamos con ganas de más llegó la hora de irnos. Es lo malo que tiene ir con un tour organizado que las horas en el parque son contadas pero si vas por tu cuenta puedes aprovechar mucho más las 24h que te permite estar en el parque la entrada. Ya lo sabíamos así que disfrutamos del grupo de jirafas que apareció para decirnos adiós a la salida del parque como si fuera el primero! Naturaleza en estado puro :)

Jirafa en el Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Antes de poner rumbo a Nairobi paramos en el campamento a comer y a recoger las cosas. Nos subimos a la furgo y nos preparamos para las siguientes 5-6 horas de carretera pero a pocos kilómetros del parque, cuando creíamos que el safari había terminado, nos dimos cuenta de que la aventura continuaba. Como la noche de antes llovió algunos tramos del camino estaban llenos de barro. El conductor los fue sorteando como pudo pero llegamos a un trozo que tenía muy mala pinta. Bajada llena de barro, río y subida llena de barro. Mira si tenía mala pinta que hasta un gran grupo de masais estaba allí observando la situación.

Masais a las afueras del Parque Nacional Masai Mara - UnCambiodeAires.com

Al principio no entendíamos muy bien que hacían allí... se querrán divertir viendo si la furgo puede pasar o no?? pues no, en seguida nos dimos cuenta del business. Cuando las furgos no pueden pasar porque se quedan encalladas en el barro los masais ayudan a empujar a cambio de una atractiva oferta económica! jajaja menudos negociantes los masai!


Lógicamente los jeeps en condiciones, aunque se las veían negras, conseguían pasar pero nuestra furgo... la bajada muy bien pero en la subida como era de esperar, se quedó encallada en el barro. El conductor no se dio por vencido e intentó sacar el vehículo del barrizal, también lo intentamos nosotros y aunque acabamos de barro hasta las rodillas, al final no le quedó otra que pagar a los masai para que le ayudaran. Nosotros éramos sólo 5 y los masai más de 20!

Masais empujando la furgo del safari - UnCambiodeAires.com

Tras un par de intentos fallidos al final sacaron la furgo del barro y pudimos continuar, pero no debimos cantar victoria, a unos pocos kilómetros barrizales otra vez!. Allí ya no éramos los únicos pringados, varias furgos también se quedaron encalladas. Como empezó a llover el conductor ya pasó directamente a la negociación y nosotros a cubrirnos de la lluvia debajo de un camión. Esta vez los masai no pudieron y un jeep tuvo que tirar de nuestra furgo.

Masais empujando la furgo del safari - UnCambiodeAires.com

El resultado fue: Carlos sin suela en su chancla, Silvia de culo en el barro; pero salimos de allí y pudimos continuar hasta Nairobi poniendo fin así, a 3 días de safari por el Masai Mara, una de las reservas nacionales más espectaculares y famosas del mundo.

<< anterior entrada
COMENTARIOS
Aún no hay comentarios para esta entrada

Escribe la palabra o frase que quieras buscar y presiona la tecla ENTER
Pon tu anuncio en UnCambiodeAires.com
En la India con poco se hace mucho
LOVELY PLANET
RUTA BAOBAB
ENTRE TRENES Y ANDENES
LA VUELTA DE LOS 25
EVA I ALEIX
VIATGE 365
DESTINO LOS 30
ESTEM DE VACANCES
VOLTA AL MÓN
VIAJES CON MOCHILA
DIRECCIÓN MUNDO
BAMBOO ROUTTE
DÁNDOLE LA VUELTA
BUSCANDO WASLALA
MAGIA EN EL CAMINO
MOCHILEANDO POR EL MUNDO
LA VUELTA DE VICTOR Y RAQUEL
PRIMERA I ALEGRIA
DE ILUSIÓN A RECUERDO
EL VIATGE DELS RODAMONS
SIGUE MI RASTRO
MUNDO NÓMADA
ONE MORE DESTINATION
MI VIAJE Y MI MOCHILA
MICVIAJANDO
2 CALAMARES EN SU TINTA
WE ARE THE PASSENGERS
Rutas de Viaje
Cultural Planet
Machu Picchu
Vietnamitas en Madrid
Quién somos
Anúnciate
Síguenos
© 2010-2014 | 313 entradas y 2141 comentarios
Folletos ecológicos